K-stretch
FormaciónMétodo K-Stretch® Postural (KSP)
Facebook Youtube E-mail

El Método K-Stretch Postural a diferencia del estiramiento clásico analítico, que es un tipo de estiramiento que actúa sobre un músculo o grupo limitado de músculos, es un método de reequilibrio y de reeduación postural que utiliza una serie de posturas de Estiramientos Activos y Globales, que actúan sobre cadenas musculares y fasciales y que se caracterizan por:

  • No Permitir Compensaciones: impedir que el cuerpo adoptes posturas erróneas durante la ejecución de los ejercicios evitando “escaparse” de las tensiones que se generan durante el estiramiento global de las cadenas musculo-faciales. Para entendernos evitar precisamente lo que ocurre con los estiramientos clásicos/analíticos, es decir, que mientras estiro una parte del cuerpo se acorta otra.
  • Tiempo: Mantener las posturas de estiramiento un Tiempo Suficientemente Largo (diversos minutos) x actuar eficazmente sobre el sistema fascial (modificar su estado para eliminar las retracciones)
  • Intensidad: Alcanzar de manera activa y controlada, una intensidad de estiramiento adecuada y progresiva (sin pasar la barrera fisiológica de elasticidad del músculos y de las fascias) para actuar eficazmente sobre el sistema neuro-músculo-fascial.

Cualquier problema que pueda surgir debido a una lesión, a un exceso de tensiones musculares crónicas, a acortamientos musculares, etc. dará lugar inevitablemente, a una pérdida de eficacia en la función a realizar (limitación funcional) y que, tarde o temprano, desembocará en molestias, dolores músculo-articulares, inflamaciones y rigideces, que podrán aparecer, en cualquier lugar de la cadena muscular afectada, incluso, muchas veces en zonas lejanas (efectos) a las del problema inicial (causa). Todo ello conllevará, en un principio, a alteraciones de la postura (hiperlordosis, hipercifosis, rectificaciones o inversiones de las curvaturas fisiológicas, valgus o varo de rodillas, recurvatum de rodillas, pies cavos, pies planos, juanetes, etc) que, “acompañadas” de un estilo de vida poco saludable y de hábitos incorrectos (falta de movimiento, posiciones sentadas por mucho tiempo durante el día, gesto repetitivo de la vida laboral y deportiva, exceso de actividad física, stress elevado, mala alimentación, etc.) predispondrá el cuerpo a ser victimas de las clásicas patologías músculo-articulares: dolores de espalda, lumbalgías, cervicalgías, cervicobraquilagías, hernias discales, protusiones discales, artrosis de cadera, artrosis de columna, artrosis de rodilla, epicondilitis, túnel carpiano, fascitis plantar, trocanterítis, etc.

Para poder reestablecer una situación de harmonía y funcionalidad, tratamos con este método, toda la cadena muscular afectada a través de una puesta en tensión global de la misma evitando compensaciones, es decir, evitando aquel mecanismo que el cuerpo utiliza para “escapar” de las tensiones que se generan a la hora de estirar y reequilibrar las cadenas acortadas (en el estiramiento clásico-analítico, estiro una zona del cuerpo y se acorta otra). Para entender mejor este concepto debemos pensar en los músculos del cuerpo como si fueran un único gran músculo que parte desde la cabeza y llega hasta los dedos de los pies. Para conseguir el estiramiento de las zonas más rígidas y acortadas de este gran músculo es indispensable “tirar” desde sus dos extremos un tiempo suficientemente amplio, evitando compensaciones y con una adecuada intensidad. “Devolviendo la elasticidad perdida a las cadenas musculares, ayudaremos a liberar las articulaciones bloqueadas por el exceso de tensión y los acortamientos, mejorando así la funcionalidad y la eficacia de nuestro cuerpo en las actividades de la vida cotidiana, laboral y en la práctica deportiva. “

La postura del ser humano está bajo el control de la musculatura tónica (dos tercios de la musculatura total del cuerpo), Es una musculatura que trabaja constantemente (lucha contra la gravedad para mantener la postura erguida) y por ello, su tendencia patológica es la rigidez, el acortamiento y el exceso de tono (hipertonía). Un músculo rígido y acortado, no sólo no es eficaz para expresar su potencial, sino que aumenta la compresión en las articulaciones (una de las causas más importantes de diversas dolencias músculo-articulares) ya que los grupos musculares pasan como un puente por encima de ellas. En cambio, los músculos dinámicos, son músculos que no están en un estado de contracción permanente como los tónicos y sólo se activan cuando tienen que llevar a cabo un movimiento para luego relajarse. Es esta la razón por la cual, estos músculos necesitan ser estimulados a través de actividad física, dado que su tendencia patológica suele ser la falta de fuerza y la disminución del tono (hipotonía). Esta diferencia entre músculos tónicos y músculos dinámicos, en realidad, sirve para definir y así diferenciar mejor la función principal a la que están destinados, puesto que todos ellos, en distintos porcentajes, están compuestos por fibras tónicas y fásicas. Mientras que los tónicos tienen principalmente una función postural, los dinámicos tienen una función motriz (generar movimiento). Sabiendo que es la función postural la que determina la calidad de nuestra motricidad (de nuestros gestos y movimientos), no podrán existir buenos y eficaces movimientos en presencia de una postura alterada (desequilibrada).

Una mejora significativa en la movilidad/flexibilidad del cuerpo en general y de los patrones de movimiento(gestos cotidiano). Gracias a esta técnica, podemos conseguir movimientos más libres y funcionales (más armónicos y correctos) de las articulaciones que permitirán mejorar el funcionamiento del sistema neuro-músculo-articular. Además, está técnica viene acompañada de un tipo particular de respiración que actúa positivamente sobre el principal músculo de la respiración, el Diafragma Torácico. Por ello, es una técnica que ayuda a reducir el stréss y los fenómenos a el asociado como: el exceso de tensiones musculares, agarrotamiento, fatiga crónica, problemas respiratorios, digestivos, insomnio, etc…

El Método es indicado para todas las personas, desde jóvenes a partir de los 7 años hasta las personas mayores que podrán beneficiarse de una Gimnasia Postural y Terapéutica que permitirá, en un caso acompañar el desarrollo neuro-musculo-esquelético del joven durante la fase del crecimiento (aspecto preventivo del Método) en el otro, mejorar el estado psico-fisico general en el adulto, gracias a un programa de ejercicios posturales eficaces para mejorar la movilidad, corregir y mejorar la postura y asi devolver una mejor calidad de vida y bienestar en general. Está muy indicado a los deportistas, ya que es un método de entrenamiento postural que le permitirá mejorar su condición física. Este especial entrenamiento, les ayudará a prevenir sobrecargas musculares y lesiones músculos-tendinosas, mejorar la coordinación y el control neuro-muscular además de permitirles una mejor y más rápida recuperación tras el esfuerzo. También está indicado como programa de ejercicios posturales durante el embarazo para prevenir y reducir los dolores de espalda de origen mecánico y en el post-parto para recuperar un estática postural más correcta y mejorar la condición física en general. No tiene contraindicaciones (excepto en los caso de pasar por un proceso de inflamación en estado agudo) ya que no es una técnica de impactos, no requiere de movimientos bruscos ni rápidos, no solicita de manera importante el sistema cardiovascular, y no utiliza cargas externas (pesas u otros objetos)

El método K-Stretch® actúa de manera indirecta sobre diversas patologías cuando su origen se debe a un problema mecánico y/o postural como: Lumbalgias, Ciatalgias, cervicalgias, dolores de espalda, dolores de cuello, tendinitis de hombro, fascitis plantar, epicondilitis, túnel carpiano, protusiones y hernis discales, artrosis de columna, de rodilla, de hombro, alteraciones de las curvaturas de la columna, hipercifosis, hiperlordosis, rectificaciones e inversiones, pies plano, pies cavos, recurvatum o flexum de rodillas, etc…

Visita los siguientes links para acceder a artículos, estudios y testimonios que confirman la eficacia del Método KSP:

La Hamaca Postural K-Stretch® ayuda a mantener el cuerpo en postura correcta durante la ejecución de los ejercicios y consecuentemente a realizar un trabajo más preciso, más seguro y más cómodo, tanto por el paciente/cliente que la utiliza, tanto por el terapeuta/monitor que puede gestionar la sesión (tanto individual, como grupal) y el tratamiento de una manera muy fácil y que le permite actuar más rápidamente sobre las cadenas musculares y fasciales.

Gracias a sus dos planos móviles y a los apoyabrazos la K-Stretch® proporcionas las siguientes ventajas:

Evitar Compensaciones: Ayuda a mantener el cuerpo en postura correcta durante la ejecución de los ejercicios.

Permite aplicar la intensidad adecuada por cada persona según su posibilidad (dependiendo del grado de acortamiento muscular, de la patología y de la limitación músculo-articular).

Permite alcanzar las posturas de estiramiento de manera progresiva y precisa (cerrando o abriendo más los dos planos móviles) y por lo tanto ofrece una gran seguridad de tratamiento.

Permite repartir la intensidad del estiramiento entre el tronco y los miembros inferiores gracias a que podemos elevar simultáneamente ambos planos.

En definitiva, va a resultar mucho más cómodo y más fácil por cualquier persona trabajar las cadenas musculo-fasciales con la ayuda de de la K-Stretch®. Eso permite al paciente/cliente mantener un grado de motivación elevada que será fundamental para un correcto proceso de recuperación, readaptación o de mejora de las cualidades física y de la salud.

Recomendamos un mínimo de una sesión por semana, bien a través de clases colectivas K-Stretch® impartida por un profesional formado en el método, bien realizando las AutoPosturas en su propia casa de manera autónoma. En caso de ser deportista o realizar actividades pesadas, recomendamos realizar en mínimo de trabajo postural en K-Stretch® de 20’ a 30’ todos los dias.

Esta actividad es recomendable realizarla en frío siempre y cuando sea lejos del comienzo de la actividad deportiva, es decir, por lo menos unas 3/4h antes de realizar deporte o esperando unas 2h después de su de su finalización. Esto permitirá mantener un sistema músculo-fascial en optimas condiciones ya que permitirá una mayor y más rápida recuperación tras el esfuerzo, además de enviar informaciones propioceptivas de equilibrio y simetría al SNC (Sistema Nervioso Central).

Por supuesto que si. Está muy indicada a las personas mayores ya que le permite realizar ejercicios posturales y de movilidad muy controlados y en toda seguridad, siendo adaptados a sus características y posibilidad gracias a la gran ayuda que proporciona la K-Stretch®. Conseguirá mejorar la movilidad y el estado físico en general, devolviéndole una mejor calidad de vida y bienestar.

Si. La K-Stretch® viene con un manual de instrucciones e indicaciones básicas y simple para que la persona pueda realizar ejercicios posturales en su propia casa y en total seguridad si sigue a las indicaciones escrita en el manual.

La sesión está así estructurada:

Anamnesis (historial del paciente/alumno)

Valoración Postural y realización de Tests Posturales y Tests Musculares

Elección de las Posturas de Estiramiento que será acompañadas constantemente de una respiración particular que asume un rol determinante en cada postura y es orientada a mejorar la funcionalidad del músculo diafragma y de los demás músculos respiratorios (del cuello, de la espalda y del pecho) muy a menudo victimas de un exceso de tono y de acortamientos musculares.

Ejercicios de movilidad articular seleccionados entre las distintas posturas según los casos y mirado a mejorar el control motor, la propiocepción y la coordinación con el fin de mejorar la integración de la nueva información postural y de los patrones de movimientos.

La formación es imprescindible si el profesional quiere utilizar correctamente la K-Stretch® y aprovechar su enorme potencial. Adquirirás los conocimientos necesario no solo para desarrollar el método correctamente, sino que aprenderá a utilizar una herramienta novedosa que, le permitirá de manera muy rápida, cómoda y segura, actuar eficazmente sobre las cadenas musculos-fasciales y así mejorar la condición física en general de su paciente/cliente/deportista. Aprenderá a diseñar sesiones de tratamiento en función de los objetivos de su paciente/cliente. KSP te ofrece la garantía y la seguridad de estar avalado por el creador de este método y de todo su equipo de profesionales que abarcan desde el ámbito de la salud al ámbito del deporte y del bienestar.

Entrando en el apartado Profesionales de la web oficial www.k-stretch.com podrás ver si en tu ciudad está algún profesional formado.